LA COCINA DE LA CRINCH

LA COCINA DE LA CRINCH
NO OS OLVIDEIS VISITAR LAS OTRAS RECETAS DE LA COCINA DE LA CRINCH!!! PINCHA SOBRE LA IMAGEN

jueves, 18 de junio de 2009

MAGDALENAS DE MIEL, PEPITAS DE CHOCOLATE Y ALMENDRAS AMARGAS.

MAGDALENAS DE MIEL, PEPITAS DE CHOCOLATE Y ESENCIA DE ALMENDRAS AMARGAS.


Qué calor que hace!!! Con lo fresquita que estaba yo en la playa! eso si que es la temperatura ideal! Y porqué me empeño yo en encender el horno?? Buf! Bueeeno, yo que siempre digo que me encanta el verano, no voy a decir ahora que me agobia el calor! Me da mucha penita porque vaya a pasar mucho calor el pequeño Hugo en pleno agosto, espero que para esas fechas el tiempo nos dé un respirito, pobrecito! y yo que odio el aire acondicionado, espero no tener que buscarlo como último recurso! En fin, aquí os dejo sencillitas éstas magdalenas.


Ingredientes:

3 huevos

1 yogur natural

1 vasito del yogur de azúcar morena

2 cucharadas soperas de miel

El zumo de una naranja

4 vasitos del yogur de harina

2 cucharaditas de levadura química o bicarbonato

1 vasito de aceite de girasol

Unas gotas de esencia de almendras amargas.


Preparación:

Mezclamos los huevos batidos, el yogur, el azúcar morena, la miel, el zumo de naranja, la esencia de almendras y el aceite de girasol.

Añadimos poco a poco la harina y levadura tamizada. Mezclamos.

Echamos la mezcla en moldes para magdalenas, espolvoreamos un poco de azúcar morena.


y metemos en el horno precalentado, durante 15 minutos a 170 º C.

3 comentarios:

Eva dijo...

qué ricas las magdalenas!
creo que este verano va a ser largo y caluroso...
bs!

Mari dijo...

Hola Cris, espero que todo te vaya bien y ya verás que del calor ni te acuerdas. Por ciertos estas magdalenas riquisimas, seguro,seguro, yo también tengo unas de pistachos ahora en mi blog.
nos pusimos de acuerdo, jejejej
Besotes

Cristina dijo...

Eva, pues creo que tendremos que hacernos a la idea de éste calor si queremos seguir horneando!! Un besito.

MARI, el calor ha entrado muuuy fuerte éste año! espero que suavice, voy a ver tus magdalenas! Un beso.